• VARELA SILVA

#Falsa_denuncia es delito

Actualizado: 22 de oct de 2018

Victimas no escuchadas.

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

FALSA DENUNCIA = DELITO

Las falsas denuncias de violencia intrafamiliar para obtener ventajas en torno al cuidado de los hijos, divorcios o incluso aspectos económicos es, lamentablemente, una realidad hoy en Chile.

Estas falsas denuncias son un delito, y de los que provoca mas daño en las relaciones de familia.


Cuatro clientes y doce denuncias falsas en su contra. Resultado: ocho decisiones de no perseverar por parte del Ministerio Público (estimado que no existían antecedentes para determinar el supuesto delito), dos suspensiones condicionales del procedimiento y dos sentencias absolutorias, pero sólo uno de los afectados decidió presentar una querella por calumnias en contra de la persona que lo denunció falsamente, logrando condena contra la persona que cometió el delito.

Lo anterior es sólo una fría muestra de los resultados judiciales que se pueden obtener contra una persona que falsamente denuncia violencia intrafamiliar, pero generan nuestra primera interrogante.

¿Quienes son las victimas de una falsa denuncia de violencia intrafamiliar?

Sin duda alguna que la primera victima es aquel contra quien se ha presentado una denuncia falsa. Es victima, por que el tribunal de familia –sólo con la presentación de la denuncia y en la mayoría de los casos- adopta medidas cautelares a favor de quien cree “victima” y en contra del denunciado, ordenando por ejemplo la salida del hogar común o prohibiciones de acercamiento, con todas las consecuencia que ello implica. También es victima de una la sociedad los juzga incluso antes de conocer cualquier antecedente, pudiendo ser expuesto en redes sociales e incluso peligrar en su lugar de trabajo.


La segunda victima inmediata son los hijos, a quienes no sólo se les priva de una relación con su padre, sino que en la mayoría de los casos, terminan siendo contaminados por falsos relatos e instrumentalizados para obtener beneficios personales por quien denuncia falsamente.


La tercera victima, son las reales victimas de violencia intrafamiliar, ya que un aumento de falsas denuncia inevitablemente provocará que el sistema judicial “dude” de la veracidad de ciertos relatos y, con ello, se les puede dejar desprovisto de protección y exponiendo a un grave riesgo a las verdaderas victimas de violencia.


¿Quiénes son culpables de esto?

Mas allá de un problema de técnica legislativa, que implique por ejemplo endurecer las penas para aquella persona que denuncie falsamente, creemos que el primer responsable es la propia victima (aquel que ha sido falsamente denunciado) ya que en la mayoría de los casos ni siquiera se da cuenta que es una victima y, cuando lo logra entender, puede ser demasiado tarde, ya perdió contacto y vinculación con sus hijos, parte de su patrimonio o incluso su trabajo.

Por ende el llamado fundamental es a “no bajarle el perfil” a este tipo de denuncias, a considerarlas graves gravísimas, a no tener miedo en “aclarar” las cosas rápidamente y a denunciar si fuese necesario, a asesorase tempranamente y a adoptar todas acciones necesarias, eso si, siempre desde la vereda de su realidad, una victima y no un agresor.


Christian Varela

716 vistas3 comentarios